La evolución de la identidad digital y el certificado digital en 2020 ha sido clave en la transformación digital de las empresas. El proceso de digitalización en el que se ha visto inmerso el país, así como el mundo entero, ha asentado por completo el teletrabajo y la realización de trámites telemáticos.

En Redtrust hemos detectado un incremento del uso del certificado digital tanto para autenticarse como para firmar digitalmente. En marzo vimos como el número de certificado digitales y usuarios de nuestros clientes aumentó en más de un 25% debido a la necesidad de realizar trámites únicamente online.

Si 2020 ha sido el año de la digitalización, todo hace indicar que la ciberseguridad seguirá siendo importante como una de las tendencias a destacar en 2021, centrando la atención de las empresas a la hora de proteger su identidad digital.

El impulso de la identidad digital gracias a la digitalización  

El mes de marzo marcó el comienzo de una nueva etapa para la identidad digital y el uso del certificado digital. Desde entonces, debido al impulso del teletrabajo y a la imposibilidad de realizar trámites presencialmente, se aceleró el proceso de transformación digital en la mayoría de los sectores y organizaciones.

Desde principios de año también se comenzó a advertir sobre cuál sería uno de los principales ‘enemigos’ de usuarios y empresas en cuanto a ciberseguridad: el ransomware, gran protagonista de los ciberataques durante todo 2020.

El impacto de la digitalización para la identidad digital: teletrabajo y uso del certificado digital 

Un punto de inflexión en la digitalización y consolidación de la identidad digital ha sido el teletrabajo: un nuevo paradigma que ha obligado a empresas y organismos a flexibilizar sus relaciones y a adaptarse al nuevo ecosistema digital.

El incremento en el uso del certificado digital y de la firma digital ha sido patente. La digitalización de la Administración Pública ha permitido que más del 80% de los usuarios pudiera realizar sus trámites online, algo que también tuvo su efecto en Europa: 3 de cada 4 de los servicios de las administraciones europeas se han podido gestionar telemáticamente.

Los casos de uso del certificado digital han aumentado, con la firma documental como prioridad. Además, durante el mes de junio la demanda de los servicios de facturación electrónica creció un 50%, un reflejo de que la resolución de trámites y relaciones comerciales a través de medios digitales ha ido ganando relevancia. Y con el fin de fomentar el uso del certificado digital, el Ministerio de Asuntos Económicos ha propuesto regular la identificación no presencial para facilitar su obtención.

El peso que la digitalización ha tenido en las empresas se refleja en que el 90% de ellas la ha incluido en su Plan de Continuidad de Negocio (BCP) como un asunto primordial, donde el Departamento de Recursos Humanos ha sido uno de los más beneficiados con el nuevo escenario digital.

Si algo tenemos que destacar desde Redtrust en este año, es que todos nuestros clientes han continuado con su negocio sin que el teletrabajo los afectara en ningún momento. Contar con la centralización de los certificados digitales ha permitido que las compañías pudieran seguir con su día a día sin renunciar ni a la seguridad ni a la movilidad, al no estar los certificados instalados en los equipos de la empresa y garantizando un total control de su identidad digital.

Las consecuencias de la digitalización para la ciberseguridad 

El teletrabajo ha centrado todos los focos a nivel de ciberseguridad. Al trabajar desde casa, la identidad digital de empleados y empresas ha estado más expuesta y menos protegida, sobre todo, debido a la constante movilidad de información.

Los ataques ransomware han estado desafiando continuamente las barreas de ciberseguridad de las compañías. Durante los 6 primeros meses del año, el número de informes de seguridad relacionados con este tipo de ataques aumentó más de un 700%. El sector sanitario ha sido uno de los más afectados con numerosos ataques, muchos de ellos de gravedad, dirigidos a hospitales.

La desinformación también ha jugado en contra de la protección de los empleados: según un informe de IBM, el más del 80% de las brechas de datos generadas a lo largo del año fueron provocadas por acciones de los propios usuarios, es decir, a causa de un error humano.

Estos datos reforzaron la importancia de adoptar estrategias para proteger tanto la identidad digital como la información privada. A finales del tercer trimestre, el 86% de las empresas destacaban la ciberseguridad como una de sus prioridades.

Como respuesta a todo esto, el Gobierno presentó la ‘Agenda España Digital 2025‘ con el objetivo de promover la digitalización y la ciberseguridad, dos de los ámbitos en los que más se invertirá en los próximos años para asentar la identidad digital.

2020 ha servido para dar con la respuesta adecuada a una de las mayores preocupaciones a las que se enfrentan todo tipo de empresas, tanto públicas como privadas: la seguridad digital. En Redtrust hemos visto como nuestros clientes han experimentado un aumento de hasta un 75% en el uso del certificado digital, ya sea para autenticarse como, sobre todo, para firmar de forma segura con certificado.

La creciente necesidad de realizar todo tipo de gestiones online ha puesto de manifiesto la importancia de la identidad digital y cómo protegerla mediante el certificado digital, una de las tendencias que veremos en los próximos años.

https://redtrust.com/wp-content/uploads/2020/12/infografia-evolucion-identidad-digital-certificado-digital-2020-redtrust.jpg

Futuro y tendencias tecnológicas: la ciberseguridad para proteger la identidad digital 

A raíz de este 2020 tan atípico, las tendencias tecnológicas en cuanto a digitalización seguirán el mismo camino: el de garantizar la protección de la identidad digital de empresas y usuarios reforzando las medidas de ciberseguridad.

El futuro de la identidad digital 

A través de la ya citada ‘Agenda España Digital 2025’ se quiere potenciar el sector de la ciberseguridad con la contratación de un mayor número de especialistas, así como impulsar más aún la digitalización de las Administraciones Públicas.

¿Y por qué será tan importante proteger la identidad digital? El uso del certificado digital no dejará de crecer: desde 2021 se producirá un aumento de más de un 30% en el empleo de la firma digital, sobre todo en los sectores de banca y servicios financieros.

Además, se estima que la inversión mundial para lograr la transformación digital será un 15% mayor en los 3 próximos años.

¿Cuáles son las tendencias tecnológicas que garantizarán la digitalización en las empresas? 

Según la consultora Gartner, estas serán algunas de las principales tendencias tecnológicas a tener en cuenta por las empresas para afianzar su digitalización:

  • ‘Internet del Comportamiento’ (Internet of Behaviors), la extensión del ‘Internet de las Cosas’, recopilará y combinará información procedente de distintas fuentes para su uso a la hora de influir en el comportamiento de los usuarios.
  • Ofrecer una Total Experiencia, uniendo las diferentes experiencias que coexisten (de equipo, de clientes, etc.) para brindar un servicio personalizado a través de un nexo común: la tecnología.
  • La computación con el fin de mejorar la privacidad en un entorno en el que se comparten datos e información continuamente.
  • La nube distribuida. Muchas empresas adaptarán su infraestructura y arquitectura de la información al cloud, donde la nube distribuida se presenta como una opción más flexible y con más casos de uso.
  • Trabajo remoto. La digitalización ha asentado las bases e incluso la regulación del teletrabajo, por lo que toda operación o trámite se podrá seguir realizando desde cualquier lugar.
  • Crear una malla de ciberseguridad. Adoptar soluciones de ciberseguridad será fundamental en la protección de la identidad digital, donde la creación de una malla de ciberseguridad permitirá fijar un perímetro para aumentar el control sobre las infracciones.
  • Adaptación empresarial. Las empresas deberán adaptarse y reorganizarse en función de cómo evolucione el mercado, por lo que tendrán que contar con soluciones tecnológicas para conseguir negocios rentables e independientes.
  • Inteligencia Artificial. Las herramientas de IA facilitarán la aceleración de las compañías, además de ayudar a velar por la seguridad y protección de los usuarios.
  • La hiperautomatización, que reducirá los tiempos de respuesta ante cualquier acción, agilizando y optimizando tanto los procesos como los recursos de las organizaciones.

En 2020 hemos visto como los procesos de autenticación seguros se han convertido en un imprescindible para las compañías. El año que dejamos atrás nos ha abierto los ojos y ha acelerado una transformación digital que llevaba más de una década estancada.

Desde Redtrust hemos visto como nuestros clientes agradecían estar preparados para la movilidad de sus empleados y dormir tranquilos sabiendo que la identidad digital de sus empresas estaba protegida.

Si 2020 ha sido un año marcado por el teletrabajo y los ataques ransomware, 2021 será el año de la consolidación del trabajo remoto y los planes anticipados en temas de ciberseguridad, la única forma de frenar una nueva ola de ciberataques.

Proteger la identidad digital mediante certificados digitales centralizados será tu mejor aliado para 2021. Anticípate y prepara tu empresa.